Motivos que impulsan el asesinato

| |

Si bien, el asesino tiene un perfil psicológico y experiencias que lo han marcado de por vida, también tiene que tener un motivo del porqué ataca. A continuación se trataran de explicar aquellos que son más conocidos.

Alter ego: Una personalidad múltiple, es aquella en la que un mismo individuo presenta dos o más identidades, ninguna consciente de la otra. Sin embargo, los casos de asesinos seriales con un alter ego son casi nulos y aquellos casos en los que se alega un trastorno de este tipo, son atendidos por psicoanalistas, siendo la mayoría de ellos un simple intento de estrategia de defensa.

Esquizofrenia: Las personas que padecen esta enfermedad, tienen una visión separada de la realidad. Tienen alucinaciones, las cuales son la causa del porqué matan. Pueden ser incitados por alguien en su cabeza, o tener la creencia de que algo diferente está sucediendo en su realidad. También éste trastorno es usado para una defensa.

Desviación sexual: Existen dos factores que alteran el comportamiento sexual de las personas: Crimen sexual o No Crimen sexual y Homicidio sexual; los cuales se tratarán de explicar brevemente.

Crimen sexual o No: Se busca encontrar la causa del asesinato, si es causa de un motivo orientado a la sexualidad o si es por la búsqueda de la dominación y el poder. El Dr. Egger, de quien ya habíamos hecho mención, mantiene que el asalto sexual es la forma máxima de poder y dominación sobre la víctima. Sin embargo, existen especialistas que opinan contrario a Egger, pues toman el asalto sexual como una desviación de la sexualidad, y el poder y dominación sobre la víctima es solo una herramienta para alcanzar la satisfacción personal. Ninguna de las dos teorías es errónea, cada una puede encontrarse en diferentes asesinos. Pero, a pesar de ser diferentes, tienen un mismo punto fijo: poder y dominación.

Homicidio sexual: La persona que sufre esto, es aquella que piensa que el sexo no es cuestión de pareja, buscando de esa manera, el poder y la dominación de la victima. Sus fantasías sexuales tienen ese tinte, además, añadiendo demás pensamientos del autor intelectual. El libro Sexual Homicide: Patterns and Motives, escrito por John E. Douglas, Ann W. Burgess y Robert K. Ressler, presentan que los asesinatos sin un motivo aparente están incrementando día con día, dando una clasificación diferente a estos sucesos. En primera, el asesino puede realmente tener un patrón de violador y solo matar a su victima para que ésta no lo delate. El segundo, es una mezcla de un sadismo extremo, y por ello, son inclinados a matar. Teniendo los primeros un sentimiento de indiferencia sexual al momento de matar a sus victimas, mientras que los segundos, matan para tener un placer sexual.

Y aquí es cuando entramos en un campo en el que reconocemos que las fantasías de un asesino, no tienen límite, pues la mutilación e incluso la necrofilia llegan a ser parte de ellas. Por otro lado, el asesino puede ligar al sexo con la muerte, pecado, enfermedad; siendo estos motivos, inculcados por los padres y causándoles un trauma de niño.
Pero también, un odio desnivelado por las mujeres, una preferencia sexual reprimida así como una inseguridad por su masculinidad, pueden ser motivos que induzcan a esta clase de actos, sin embargo, en los últimos casos, los asesinos ven en su victima una forma de matar aquel aspecto que odian de si mismos.

Morbosidad y Canibalismo: El saber el porqué de todas las cosas, incluyendo al ser humano, también es un alto motivo y el asesinar para satisfacerlo, solo es causado por morbo. Por otro lado, el asesinato que es causa de un canibalismo, es porqué la persona es incapaz de poder tener lazos afectivos con demás personas, sintiendo así, el asesino, que comerse a las personas es una sustitución de los lazos afines.

0 comentarios:

Publicar un comentario